La familia caníbal de Sawney Beane que inspiró la película The Hills Have Eyes

Aunque no se pueda creer, la película “The Hills Have Eyes” (Las colinas tienen ojos) o como se conoció en LatinoAmérica “El Despertar del Diablo” la cual es una historia de una familia de personas deformes que son caníbales y se refugian en las montañas cerca de México, fue inspirada en una historia real.

Como se dice a veces la realidad supera a la ficción, y la historia real es la de la familia de Sawney Beane de Escocia.

Escena de la película The Hills have Eyes de 1977

Alexander “Sawney” Beane era hijo de una modesta familia de campesinos de Edimburgo, Escocia del siglo XVI. Tuvo una infancia normal y su padre le enseñó el trabajo de campo, pero Sawney en plena adolescencia se marchó de su casa con una mujer. en el camino se toparon con una enorme cueva en las montañas de Galloway, esta cueva era enorme, pero su entrada era apenas visible a través de una grieta, así que allí se quedaron a descansar unos días, pero después decidieron quedarse a vivir allí, alejados de todo contacto con la civilización. Para sobrevivir en el lugar decidieron comenzar a asaltar y asesinar a todos los turistas que pasaban por el lugar, quitarles sus pertenencias y comida.

La pareja se había acostumbrado a vivir su nueva vida y con el tiempo comenzaron a engendrar hijos sin límites, y en pocos años ya eran una familia numerosa. A medida que pasaba el tiempo, se iba tornando más difícil conseguir comida y no solo eso sino que el comportamiento sexual dentro de la cueva comenzó a virar hacia el incesto, teniendo relaciones entre hermanos y padres. Como consecuencia de esto nacían más hijos y la comida no alcanzaba así que comenzaron a trasladar los cadáveres de las personas asesinadas para cocinarlos y comerlos.

Durante muchos años desaparecieron cientos de personas que pasaban por la zona y nadie tenía una explicación, se tejían leyendas, se condenó a inocentes que vivían por esos lugares culpándolos de asesinato. En las costas de las playas aparecían partes de cuerpos humanos que eran arrojados por los Beane.

Pero un día una pareja que paseaba por la zona fue atacada por la familia de caníbales, a la mujer la degollaron y la asesinaron y mientras intentaban matar al hombre, éste sacó su espada y se resistió hiriendo a varios integrantes. La mujer murió desangrada mientras varios de los Beane chupaban su sangre. Justo pasaba por el lugar un grupo de 30 personas aproximadamente  que rescató al hombre y ahuyentó a los caníbales.

Representación de Sawney Beane

La situación llegó a oídos del  rey James I de Escocia que mandó un ejército de 400 personas a las montañas y guiados por los perros encontraron la entrada a la caverna gracias al hedor a carne humana que salía de ella. Cuando llegaron a la gran caverna el espectáculo era dantesco, estaba la totalidad de la familia que ya eran 48 integrantes, rodeados de cuerpos mutilados. Los hombres fueron capturados y condenados a morir desmembrados y desangrados y las mujeres condenadas a la hoguera en un acto público.

Algunos historiadores creen que esta historia no fue real, sino una leyenda para asustar niños. Aunque muchos piensan que sí fue real.

overflow

Alias Newton, Argentino, Licenciado en Informática, múscio, geek, nerd y experto en Pop Culture y Sucesos Paranormales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: